La conexión entre el Skateboard y el sonido Punk Rock (Skate Punk)

El skateboard al igual que el surf del que es originario, han mantenido una relación importantísima con multitud de estilos musicales (speed Metal, Hip Hop, Grunge, Punk, Hardcore…) aunque en este artículo nos centraremos en el hardcore y en el punk rock. Estos estilos musicales les proporcionan a los patinadores la adrenalina necesaria para la práctica de esta disciplina tan apasionante.

La fusión de ambas tendencias despegó en Estados Unidos, concretamente en el estado de California uniendo la escena punk con el skateboard (Skate Punk). Muchos jóvenes de los años 80/90 fueron los creadores de esa increíble unión entre música y deporte para posteriormente convertirse en una forma de vida paralela.

Marcas importantes de la escena skate del momento como Santa Cruz y Powell Peralta utilizaron ese estilo musical para promocionar su catálogo y dar visibilidad a sus mejores skaters. Los aficionados al patinaje comenzaron a acudir a conciertos de grupos Punk y de Hardcore donde podían adquirir discos de grupos emergentes, y a su vez, las revistas dedicadas al mundo del skateboard comenzaron a regalar discos/maquetas de los grupos de la escena Punk Underground.

Al mismo tiempo algunos músicos de la escena hardcore punk (Teen Idles, DRI, Black Flag, Circle Jerks , The Adolescents, Suicidal Tendencies…) adoptaron el skateboard y también el surf como deporte oficial de su cultura, comenzando a incluir la temática del skateboard en sus canciones y videoclips.

El punk y el skate siempre han mantenido una relación estrecha

Unidos por la estética de peinados, ropa ajada, tatuajes, etcétera y compartiendo un lema comunitario **Skate and Destroy** popularizado por Thrasher Magazine, revista con sede central en San Francisco (Estados Unidos) dedicada al mundo del patinaje. El colectivo skate fue condenado e ilegalizado en algunas ocasiones por suponer un peligro al tráfico público, destrucción de mobiliario urbano y allanamiento de la propiedad privada en búsqueda de alguna piscina vacía donde poder disfrutar de su pasión. Algunas de estas situaciones se narran en la película **Al filo del abismo** del año 1989 protagonizada por Christian Slater y skaters de Powell Peralta.

El Hardcore melódico

A mediados de los años 80 se inauguraría lo que posteriormente fue llamado Hardcore Melódico con la publicación del disco *Suffer* del grupo californiano Bad Religion. Su siguiente lanzamiento llamado *No Control* fue la consolidación del género y la revista Thrasher Magazine regaló a sus subscriptores un ejemplar de este convirtiéndolo en uno de los pilares del Skate Punk y reforzando así los lazos entre música y deporte.

Lo que vino a continuación

Seguidamente se unieron a esta explosión musical grupos de la talla de Nofx, The Offspring, Green Day, Pennywise y una interminable lista de maravillosas bandas, que se encargaron de imprimir potencia a este maravilloso collage musical/deportivo y que para nuestra fortuna siguen haciéndolo hoy en día.

El Warped Tour

Por último, hablar del famoso festival Warped Tour organizado por la conocida marca Vans. El Warped Tour comenzó siendo un festival que reunía a skaters, bikers y grupos de la onda Skatepunk para mas tarde reunir a distintos estilos musicales como el rock, punk pop, hardcore, ska.

El festival surgió en 1994 de la mano de Kevin Lyman quien trabajando en el programa vacacional de skate y música *Escape Skate Vision* tuvo la genial idea de organizar este evento que reuniría a deportistas con infinidad de bandas punk rock, hardcore y ska del momento.

Sin duda una conexión 10 entre música y deporte. Un movimiento que sigue vivo hoy en día y esperemos que por muchos años más.

SKATE PUNK OR DIE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *